World Business Forum Madrid, los valores dan un paso al frente

World Business Forum Madrid, los valores dan un paso al frente

Madrid ha sido esta semana (los pasados 5 y 6 de octubre) la sede de uno de los encuentros de negocios más importantes del mundo enfocado al management, al liderazgo, a la innovación y a la creatividad. El World Business Forum visitaba España por primera vez y encandiló a los más de 1.300 asistentes, la mayoría altos ejecutivos de compañías de referencia, apostando fuerte por los valores como principal activo y herramienta de cambio en el modelo productivo de las empresas.

Tal y como nos contaba hace unos días Diego Gil, director general de Wobi (organizadora del evento) para Europa, el formato del encuentro y su lema, I Am Story Maker, tenían como misión ofrecer a los asistentes puntos de vista de personas especiales, capaces de trasceder a su tiempo haciendo cosas que en cierta manera transforman el mundo que nos rodea. Y parecen haberlo conseguido a tenor de la gran acogida que el #WBFMAD ha tenido.

Sin-título-1

Estrellas en la galaxia de los Story Makers

Entre los ponentes, dos grandes “estrellas”, Steve Wozniack, co fundador de Apple, junto a Steve Jobs, en 1976, y el director de cine Oliver Stone. Ambos, en sendas entrevistas guiadas sobre el escenario, dejaron un poso de realidad e idealismo dificilmente conjugables en otro sitio que no sea el Teatro Real, sede del World Business Forum en Madrid.

IMG_8690Wozniack repasó los comienzos de Apple a mediados de los años 70, y esta introducción le permitió disertar sobre las habilidades y valores que, en el momento de poner en marcha una idea, una empresa, un negocio, consiguen transformar el pensamiento original. Apple es hoy, según el ranking de Interbrand, la marca más valiosa del mercado, nació con el firme compromiso de ser innovadora, desde el punto de vista de la ingeniería, pero también estéticamente. “Queríamos cambiar el mundo”, admitía Wozniack, divertido al recordar aquel primer grupo de freaks que trabajó en el Apple I y el Apple II.

Wozniack, fuera ya del entono Apple, reconoce que la compañía, bajo la dirección de Tim Cook sigue enamorando por su capacidad de cuidar el producto y por estar siempre abierta a las necesidades de las personas “Mientras no hagan algo malo, algo que no funcione, apostaré por la compañía. Todo en Apple es sencillo y funciona tal y como estaba en los diseños iniciales. Es lo que siempre quiso Steve Jobs”.

También reconocía que la compañía no se parece en nada a lo que era hace 20 años, pero que es algo normal viendo el desarrollo que ha tenido la tecnología en muy poco tiempo. Para Wozniack es fundamental que el ser humano esté siempre por encima de la tecnología y es algo que Apple sigue haciendo muy bien.

Oliver Stone, por su parte, cerró esta primera edición madrileña del World Business Forum dando una clase magistral de compromiso y emoción vinculada al trabajo, sea cual sea ese trabajo. Stone aparenta lo que es, un hombre que ha vivido mucho, tal vez demasiado, y que de todo ha sabido extraer una poderosa lección de vida. Un detallado repaso a su cinematografía plagada de títulos inolvidables (Nacido el 4 de julio, Platoon, Nixon, JFK, La Historia no contada de los Estados Unidos, Wall Street, Asesinos Natos…) desvelaba en Stone un personalidad radicalmente convencida de que sólo la humildad y la coherencia son capaces de hacerte trascender, para bien o para mal, pero trascender al fin y al cabo. Preguntado por las cualidades que debe tener alguien que aspire a la excelencia en el liderazgo, fue tajante: “la compasión, hay que saber perdonar y comprender a los demás, pero sobre todo hemos de ser compasivos con nosotros mismos“.

Producto nacional

Entre los ponentes españoles, dos destacados por encima de todo, dos perfiles opuestos totalmente pero válidos y emocionantes, las experiencias narradas por Ángel Bonet, experto en áreas de innovación y estrategia en marketing, y socio de Indra Business Consulting, y por María Belón, superviviente del tsunami que asoló el sudeste asiático en 2004 y cuya historia se cuenta en la película Lo Imposible, de J. Bayona, hiceron al público entrar en una nueva dimensión y forma de mirar a los negocios y a la vida que nos rodea.

Bonet espetó una pregunta clave nada más aparecer en el escenario: “¿Qué están haciendo ustedes, como responsables de una empresa, para mejorar el mundo que nos rodea?”. Recordó que el 44% de los consumidores dejaron de comprar el pasado año alguna marca por problemas de las compañías en materia de derechos sociales o con el medioambiente. “Es evidente que hay que pensar en ello”. Bonet repasó las tendencias que van a revolucionar el modo en el que consumimos durante la próxima década: las impresoras 3D, la robótica, el internet de las cosas… apostando sin duda por inocular en emprendedores y empresarios consolidados el virus de la organización disruptiva, esa que se orgainza por proyectos y no por departamentos, esa que de verdad se enfoca al cliente, esa que no tiene jefes ni burocracia, las que crecen, no porcentualmente, sino exponencialmente. “La tecnologías disruptivas podrán solucionar los grandes problemas del mundo” y se atrevió a vaticinar que muy pocas o ninguna compañía que no sea capaz de readaptarse a la nueva cultura disruptiva podrá sobrevivir demasiado tiempo.

2015-10-06-15.40María Belón es otra historia. Es la emoción personificada, el relato de alguien que, pese a lo vivido, está convencida más que nunca de “la inmensa generosidad de la vida”, que te hace pasar por la experiencia de un tsunami y te enfrenta a los peores miedos de tu vida mientras te da de bruces con una realidad espectacular por su grandeza, te hace entender conceptos a veces vacíos en nuestro día a día, solidaridad, miedo, alegría.

Su presencia sobre el escenario estuvo acompañada de la proyección de algunas de las secuencias más impactantes de Lo Imposible, una película que, para Belón, no cuenta su historia, sino la de todos y cada uno de nosotros. “La vida es, sobre todo, tomar decisiones, hacer algo, ayudar, convertir tu historia en la de todos para aprender juntos que otro mundo es posible”. Sin duda, la ovación más cerrada y sincera de todo el World Business Forum.

Otro mundo es posible

A gran nivel brillaron también las ponencias del investigador Oscar di Montingny, la escritora e investigadora de la Harvard Business School, Linda Hill, o el profesor de la Kellog School of Management, Mohanbir Sawhney.

Di Montigny, creador del concepto Economía 0.0, puso sobre las tablas del Real la gran pregunta de la jornada: “¿Estamos en un cambio de era o es ésta la era del cambio?”. Una aproximación casi filosófica, aterrizada mediante la asunción de que hemos entrado de lleno en una época de relaciones y convergencia digital entre tecnología y relaciones humanas. Algo que está dando como resultado una innovación arrolladora de la que se extrae un mensaje claro según el investigador: “hay que reinventarse para poder reinventar, convirtiéndonos en parte activa de un nuevo sistema económico y social que enfrentará a las empresas, en los próximos años a desafíos, no económicos, sino culturales”.

Por su parte, Linda Hill, experta en liderazgo, aprovechó ejemplos estudiados por ella y su equipo en diversos trabajos con compañías punteras, como Google o Pixar, para demostrar que la innovación depende directamente de los líderes, los responsables de las compañías, los encargados últimos de crear un entorno de trabajo radicalmente creativo. De poco sirve ser un visionario si las personas con las que trabajas no son libres. Hill apuntó a la ambición audaz, es decir, no estar nunca satisfecho con el trabajo realizado y buscar siempre nuevas metas, el aprendizaje continuo, la cooperación y la responsabilidad, como claves de toda empresa que quiera basar su éxito en la innovación. “Un líder siempre debería estar dispuesto a decir ‘no sé a dónde vamos, pero sé que debemos ir juntos’“, concluyó.

2015-10-06-12.21Sawhney, en su intervención, habló del relato de las marcas, la importancia de contar una historia e involucrar a cuantas más personas mejor. Partiendo del paradigma de Field en el mundo del guión cinematográfico el profesor de la Kellog School of Management apostó sin reparos por un marketing diferente, un marketing que no debe dar información, sino contarte una historia, ofrecerte un relato que el público, los clientes, los consumidores, puedan hacer suyo.

Mohanbir Shawney destruye en su discurso el tradicional enfoque del negocio a través de un producto o servicio que luego ofrecerás a un cliente, para llevarlo un paso más allá. Defendió que las herramientas digitales nos sirven ahora para descubrir las “pasiones” de nuestros clientes, de quien nos rodea, y que debemos enfocar nuestro modelo de negocio a esa pasión, estar dispuesto a crear el producto que apasiona al cliente y no al revés, no esperar que nuestro producto le guste a la gente.

Mención aparte merecerían las intervenciones de Simon Sinek, Marcus Buckingham o Fabien Cousteau. El World Business Forum dio para mucho, para demasiado, a veces. Muchas buenas ideas, mucho en lo que pensar, muchas reflexiones que poner sobre la mesa… como para ser contado todo en una sola crónica.

Despidió Diego Gil esta primera edición madrileña convocando a todos los presentes al World Business Forum de 2016, agradeciendo la aistencia y prometiendo reinventarse, como mandan los cánones, una y otra vez, hasta la cita del año que viene.

Asociación MKT
Escriito por Asociación MKT

    

Leave a comment